¿Qué podemos hacer nosotros como consumidores, para que tengamos un mundo de semillas libres?

Llevo un par de días dando vueltas a qué compartir en este post, hay varios temas que me están rondando la cabeza y que son igualmente importantes para nosotros…finalmente la causalidad ha ayudado a poner claridad en mi mente.

Como ya sabéis tanto Melquiades como yo somos verdaderos amantes de la Naturaleza, este fin de semana junto con Raquel, una amiga de la asociación El Colletero de Nalda nos fuimos a la feria de Cultiva Diversidad que tuvo lugar en Estella, una campaña por la defensa de las variedades tradicionales y las semillas libres. Comparto una foto de la familia posando, jeje, vaya frio pasamos!!!

Foto de familia en la feria Cultiva diversidad

Foto de familia en la feria Cultiva diversidad

Para nosotros fue todo un descubrimiento ya que somos muy novatos aún en esto del cultivo ecológico. Fue muy emocionante ver que hay toda una red de personas a nivel nacional y también de otros países hermanos, muy implicadas en este mundo de las Semillas Libres.

Toda una alegría que nos ha contagiado hasta la médula ya que nosotros vamos a estrenarnos con un pedacito de tierra en poquito tiempo.

Investigando en esto que abarca el mundo de las Semillas Libres he descubierto varios datos que quería compartir por aquí para poner luz sobre un tema que permanece oculto para el “común de los mortales” Es más, uno de los artículos hablaba del “desastre silencioso” y no es para menos; “El 75% de las variedades agrícolas del mundo se perdieron entre 1900 y 2000” según la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO)

Esta reducción de nuestra biodiversidad es llamada erosión genética, ocurre debido a que los cultivos agrícolas propios de cada territorio son sustituidos por un limitado número de variedades agrícolas de mayor interés comercial. Y esto nos afecta directamente ya que como bien decía Feuerbach “somos lo que comemos” y es que hay muchos beneficios que se quedan por el camino.

Si a esto sumamos la información que nos aporta la asociación conservacionista Amigos de la Tierra sobre los transgénicos…”Si hablamos de cultivos transgénicos, España es única en Europa y se sitúa a la cabeza sin posible competencia. El 80% de los cultivos transgénicos de Europa están en España y nuestro país es el único de la UE que cultiva a gran escala” Nos damos cuenta de que dar visibilidad al trabajo de la red de Semillas Libres es todavía más importante que hace unas líneas.

Hoy en día hay cada vez más agricultores que se animan a plantar variedades locales, ojalá haya mucha demanda y siga en expansión. Por otro lado la gran pregunta, ¿qué podemos hacer nosotros como consumidores? Sobre todo poner conciencia e informarnos sobre lo que ocurre a nuestro alrededor ya que aunque no lo veamos Sí que existe.

Dar visibilidad al trabajo de personas implicadas con esta causa que es un bien para tod@s y para la Tierra. Consumir productos de agricultura ecológica, que promueve este tipo de actividad agrícola más respetuosa con el entorno. Formar parte de un grupo de consumo local….seguro que se te ocurre alguna posibilidad más!

Está en nuestras manos ir creando una dulce revolución que cambie lo que no nos gusta del presente que vivimos. Seamos más proactiv@s!!!